Cómo crear un blog. El principio.

Cómo crear un blog

Son varias las personas que me han preguntado cómo crear un blog, si cuesta mucho y qué hace falta para hacerlo, etc. Veamos pues si soy capaz de aclarar dudas al respecto.

La primera pregunta que surge es: ¿Cualquiera puede crear un blog? Y la respuesta es fácil: Si, cualquiera. Tú puedes crear un blog.

Entonces, ¿Qué hace falta para crear un blog?

Lo primero es tener algo de lo que hablar. Y, aunque no lo creas, todos tenemos algo que decir y, hablemos de lo que hablemos, siempre habrá alguien a quien le interese. Así que antes de ponerte a investigar los requerimientos técnicos para crear un blog, piensa qué es lo que te apasiona y si serás capaz de escribir sobre ello. Por que vas a escribir, y mucho.

Pero es que hay mucha gente escribiendo sobre lo que a mi me gusta o de lo que yo sé. Pues mejor. Eso quiere decir que el tema interesa. Investiga qué se está publicando sobre el tema y estudia qué puedes aportar tú al mismo.

¿Y si no hay nadie hablando de lo que a mi me apasiona? Pues mejor aún. Tienes la oportunidad de ser el primero en hacerlo. Si no encuentras información en Internet sobre el tema del que quieres hablar o te parece que lo que hay es insuficiente, erróneo, etc., escribe sobre ello.

Es que he leído que hay mucha gente ganando mucho dinero siendo “blogger” y yo también quiero. Ahhh … Ya hemos llegado a donde íbamos. Pues mira, ni hay tanta gente, ni ganan tanto dinero. Aunque si hay muy buenos profesionales de esto, gente seria que se gana la vida ofreciendo soluciones a los demás.

Con un buen café y una sonrisa se puede con todo

Te invito a un buen café antes de seguir

Pero vamos paso a paso. Para empezar, hazte dos preguntas:

  1. ¿Qué quiero conseguir con mi blog? ¿Vender, ganar dinero o compartir mis conocimientos con el resto del mundo?
  2. ¿Qué es lo que me apasiona o de lo que tengo algo que decir?

Una vez establecido que tienes algo que compartir con los demás y que quieres hacerlo, ten en cuenta que esto es una carrera de largo recorrido. No va a ser llegar y besar el santo. Se tardan meses, si no años, en posicionarse, tener visibilidad y que la gente confíe en tí lo suficiente como para leerte de forma continuada.

Así que, si no te apasiona y te divierte el tema de tu blog y empiezas a escribir sobre algo porque has visto que hay otros que dicen que ganan dinero con ello, te cansarás y te decepcionarás.

Vas a necesitar tiempo y mucho trabajo para que tu blog se conozca. Por lo tanto ponte al tajo ya. Empieza por investigar qué hay en Internet sobre el tema que vas a tocar y aprende de otros.

Piensa también que, a la larga, vas a tener que invertir algo de dinero. No mucho, pero un blog que aspire a ser considerado requiere algo de inversión en un buen alojamiento, software y, si quieres que la cosa vaya a más, en publicidad y promoción.




En próximos artículos iré profundizando y dándote orientación para que investigues y vayas aprendiendo pero, de momento te haré una lista de lo que vas a necesitar sí o sí.

Como ya dije necesitarás algo de lo que hablar o algo que vender. Si eres experto en el tema, genial. Si es que quieres ganar dinero con tu blog pero no dominas el tema con el que te has propuesto hacerlo, aprende. Nadie nace sabiendo.

En ambos casos has de publicar de forma periódica y regular. En el mundo blogger la credibilidad lo es todo. Ganarse la confianza del lector requiere constancia y regularidad. Y, sobre todo, ofrecer soluciones a sus necesidades. No te van a seguir por tu hermosura o simpatía. Lo harán porque “permites que se aprovechen de ti”.

Por supuesto, vas a necesitar un nombre de dominio. Y el que te gusta va a estar cogido. Dedícale un tiempo a este asunto. Haz una lista y averigua qué dominios existen relacionados con el tema. Google es una buena herramienta para estas cosas, ya sabes: “Pregúntale a San Google”.

Pero no te obsesiones demasiado. Hoy en día, aunque el nombre de dominio es muy importante, no tiene tanto peso en el posicionamiento en buscadores como antes. Elige el que te haga sentir bien. Por ejemplo, yo, después de llenar tres o cuatro libretas con listas de posibles nombres y sus variantes, acabé escogiendo conacierto.es.

Si fue con acierto o no, el tiempo lo dirá. A mi me gusta y además se ajusta bien a la idea y el plan que me he propuesto, que es crear una red de blogs que no tienen nada que ver entre sí pero que, por el nombre, acaban teniendo un nexo en común (comprar.conacierto.es, heraldica.conacierto.es, aprender.conacierto.es, etc.). Estos son subdominios y dan mucho juego. Pero eso ya lo aprenderás.

El siguiente paso es alojar tu blog en un servidor. En este apartado (como en casi todos los demás) hay buenas soluciones gratuitas y de pago. Las veremos en próximas entregas pero ya te digo que lo barato acaba saliendo caro.

Si te dan algo gratis es que el producto eres tú. Y si no eres capaz de gastar alrededor de cinco o seis euros al mes en esto, quizá deberías dedicarte a otra cosa. Pero no te preocupes, puedes empezar sin gastar nada e ir invirtiendo a medida que la cosa coja vuelo.

También necesitarás manejarte, aunque sea básicamente, en software procesador de textos, tratamiento de imágenes y, por supuesto, en el programa base del blog (hoy en día la mayoría de ellos funcionan sobre WordPress).

Hay más cosas pero tampoco es cuestión de agobiar. En próximos artículos iré hablando de todo ello con un poco más de profundidad. De momento, coge papel y lápiz (aunque no lo creas los que nos dedicamos a programar los utilizamos más que el ordenador) y haz los deberes.




Piensa y planifica dónde te gustaría que estuviera tu blog, por ejemplo, dentro de un año. Haz una lista de temas a tratar. Establece cada cuánto tiempo vas a publicar. Da lo mismo que sea cada día o una vez cada dos meses, pero es muy importante ser regular. Escoge un nombre molón y, sobre todo, aprende de los que ya son maestros en esto.

Cuando yo empecé a crear páginas web allá por 1996 todo se hacía “a mano” (a golpe de notepad) y había que aprender “a dolor” (mucha ingeniería inversa) pero hoy en día hay cientos de maravillosos tutoriales y guías en Internet.

Y hay muy buena gente, con grandes conocimientos, dispuesta a ponerlos a tu disposición. Pero cuidado con los “gurús”. Hay mucho “saca dinero” por ahí. Te los vas a encontrar a decenas. No te líes a comprar manuales o a suscribirte a cursos sin ton ni son o te vas a cansar de perder tiempo y dinero antes de empezar (te lo digo por experiencia).

Te recomiendo, por ejemplo, que visites las páginas y escuches los podcast de Gonzalo Navarro, Fernan Díez o Potencia Pro para empezar. Te darán una idea muy clara, de forma amena, de cómo funciona ese mundo desde el principio.

Tortilla de patatas española

Si has llegado hasta aquí,
te mereces un buen pincho.

Por mi parte, en próximas entregas iré tocando los principales apartados uno a uno para que tengas una buena base con la que trabajar. El próximo artículo trata del nombre de dominio de tu blog, su importancia y cómo elegir uno adecuado.
Si quieres crear un blog, tú puedes. Y toda la ayuda que yo te pueda prestar, la tienes.

Escribe un comentario con lo que necesites saber.
Así también me ayudas a mí a enfocar los próximos artículos.

(Visitado 48 veces, 1 visitas hoy. 14.032 visitas a todos los artículos.)

Categorías:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies