¿Qué impresora me conviene comprar?

Comprar impresora con aciertoEn plena era digital, la impresora sigue siendo un periférico básico en cualquier sistema informático, ya sea en el hogar o en la empresa. Y más hoy en día que ya no sólo es un aparato conectado a un equipo para imprimir documentos en papel, sino que se ha convertido en un equipo multifuncional que nos permite escanear e imprimir tanto documentos como fotografías desde cualquier dispositivo, mediante conexión WiFi, e incluso desde cualquier lugar, a través de Internet. La mayoría de las actuales multifunción en el mercado ni siquiera requieren estar conectadas a un equipo, pudiendo actuar de forma autónoma como fotocopiadora, imprimir desde una unidad de memoria y enviar documentos y fotografías por correo electrónico.

Elegir la impresora adecuada a tus necesidades no es tarea sencilla, siendo varios los factores a considerar, como el uso que le vas a dar, formatos y tipos de papel admitidos, tecnología, resolución y velocidad de impresión, tipo de conexión, coste por página, capacidad de la bandeja de papel, ciclo de vida útil y disponibilidad de controladores para nuestro sistema operativo.

A la hora de comprar hay que tener muy en cuenta los consumibles, ya que es práctica común vender las impresoras baratas o por debajo de coste, cargando mucho el precio de los cartuchos de tinta y programar la obsolescencia con ciclos de servicio muy cortos. A la larga es más rentable comprar una buena impresora y ahorrar en tinta y reparaciones.

Para determinar qué impresora necesitas ten en cuenta estas cuestiones:

Cantidad de impresiones y frecuencia de uso

Los dispositivos de impresión se diseñan en función de la cantidad de hojas a imprimir por día, e incluso por hora, y se fabrican con un ciclo de servicio predeterminado. Esto quiere decir que alcanzado un número de hojas impresas o, en algunos casos, unos años la impresora comenzará a fallar o dejara de funcionar por completo. Es la obsolescencia programada, que en algunas marchas llega a extremos abusivos.

Tecnología de impresión

Las más comunes son las de tinta y las láser. La impresoras de chorro de tinta utilizan tinta líquida que va dentro de cartuchos. Son más limpias pero podemos imprimir menos hojas con cada consumible. A cambio, su coste será menor. También necesitan menos mantenimiento. Las impresoras láser utilizan tóner (tinta seca), que tienen que calentar para fijar al papel. La impresora láser tiene mejor rendimiento cuando el volumen de páginas impresas es muy alto.

Impresión en negro o en color

  1. Las impresoras en color se pueden encontrar en cuatro configuraciones:
    Dos colores: Un cartucho tricolor y otro negro. Recomendadas para uso cotidiano.
  2. Cuatro colores (CMYB): Negro, cian (azul), magenta (rosado) y amarillo. Recomendadas para impresiones de color de media calidad, incluyendo fotografías.
  3. Cinco colores (CMYBK): Negro, cian, magenta, amarillo y negro con pigmentos (BK). Recomendadas para impresiones fotográficas de calidad en el hogar. Según la marca, el quinto cartucho de tinta puede ser de otro color.
  4. Seis o más colores: Incluyen los cuatro cartuchos del punto dos y otros dos destinados a uso en impresiones fotográficas de muy alta calidad. Para uso profesional.

Formato y tipo de papel

Aunque el uso más general de las impresoras se hace sobre papel de grosor normal en tamaño Din A-4, el rango de tamaños puede ir desde 10×15 (fotografía) hasta Din A2 (cuatro folios) y el gramaje admitido desde 70 (normal) hasta 250 (cartulina) gramos por metro cuadrado. En cuanto al tipo de soporte, pueden admitir plásticos, transparencias, transfer, telas, papel comestible, hojas continuas, etc.
En cuanto al manejo de papel, generalmente las bandejas tienen una capacidad de 100 a 150 hojas, pero algunas más pensadas para negocios y empresas pueden incorporar una segunda bandeja, ambas con capacidades de unas 250 hojas. Otra función interesante es la impresión a doble cara automática.

Calidad y velocidad de impresión

La calidad de impresión viene indicada por la resolución, que indica el máximo número de puntos por pulgada (dpi, del inglés dots per inch) que se imprimirán, tanto horizontal como verticalmente. Para la mayoría de usos, incluidas las fotos, una resolución de 600×600 dpi es suficiente.
La velocidad de impresión se mide en páginas por minuto (ppm) y depende de la resolución a la que trabaje la impresora. Normalmente los fabricantes hacen las pruebas en calidad normal, por lo que una fotografía suele imprimirse a la mitad de la velocidad máxima indicada. La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha desarrollado una serie de documentos estándar y criterios para probar la velocidad real de una impresora, aunque las marcas no siempre se ciñen a ellos.

Tipos de conexión

Dependiendo del uso que pretendas darle podrías necesitar uno u otro tipo de conexión.

Otro aspecto de interés es la presencia de lectores de tarjeta o entrada para memorias USB, para poder imprimir con solo conectar uno de estos medios de almacenamiento externos.

Coste por página

Este es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta y también uno de los más difíciles de determinar. Los fabricantes suelen indicar en las especificaciones el coste estimado en condiciones de impresión normales. Siempre hay que tener en cuenta el precio de los cartuchos de tinta y su capacidad. Algunos modelos incluyen un sistema de carga continua o cartuchos recargables. En entornos de uso elevado, el tóner de las impresoras láser suele resultar más económico que la tinta.

Multifunción o sólo impresión

Las impresoras multifunción, también conocidas como todo en uno, suelen incluir escáner y capacidad de fotocopiado, algunas incluso vienen con fax. Las hay tanto de tinta como láser, con o sin color. Algunas incorporan pantallas LCD para configurar todas las opciones, digitalizar a una memoria flash o imprimir documentos desde estas, incluso con capacidad de digitalizar los documentos y enviarlos por correo electrónico o copiarlos en alguna carpeta de un servidor de red.

Entonces, ¿Qué impresora comprar?

Para el uso en hogar, oficina y pequeño negocio lo ideal es una impresora multifunción de buena relación calidad precio, con cuatro cartuchos de tinta, conexiones WiFi y USB y pantalla LCD. En el caso de no necesitar color las impresoras láser en negro dan muy buen resultado a precios asequibles.

Para empresas y oficinas medianas y grandes algunas opciones útiles aconsejables son:

Para profesionales y empresas de diseño gráfico:

Existen, además, otros tipos de impresoras como las térmicas de tickets, mini impresoras para fotografías, etc.


IMPRESORAS LÁSER Y DE TINTA POR MENOS DE 100 EUROS


Amazon Premium Envío gratis y mucho más.

Espacio ilimitado para fotos y series gratis

¿Cuál crees que es la impresora más indicada para ti?
Deja tu comentario.

(Visitado 29 veces, 1 visitas hoy. 23.348 visitas a todos los artículos.)

Categorías:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *